Nuestra Madre de los Dolores ya se encuentra ataviada con el tradicional atuendo de Hebrea, típico de la Cuaresma que está próxima a comenzar. Por primera vez desde que fuera nombrado vestidor de la cofradía, David Calleja, ha vestido con ayuda de las camareras de nuestra cofradía, a María Santísima de los Dolores.

Agradecemos a María Rosso por estas fotografías que ilustran a la perfección como nuestra querida Virgen de los Dolores lucirá esta Cuaresma.